dilluns, 31 de març de 2014

QUIERO POESÍA


Quiero poesía,
hoy, mañana, cada día de mi vida.
Como símbolo infinito
de la palabra más bella,

Quiero disfrutar en todo instante
de un verso que encadene la palabra,
que retumba dentro de mi alma.

La poesía es un tesoro
inagotable de sentimiento,
de emociones y pensamientos.
Escribe poesías, quien no tiene vacía su alma.

La poesía es una palpitación del espíritu.
Es lo que siente el corazón
con voz propia.

Necesito la poesía,
hoy, mañana, cada día de mi vida.

10 comentaris:

  1. Para mi la poesia es un pedazo de alma, regalado al papel y la tinta. Una sombra inquebrantable e irrecuperable, de aquellos que piensan con los dedos de la mano, que sostienen con ellos, la vibracion de algun pensamiento, de alguna palabra.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias. Los dos sentimos cosas parecidas por la poesia.

      Elimina
  2. Sigue con ese disfrute escribiendo. Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias por tus palabras.
      Un abrazo tambien para ti.

      Elimina
  3. ASí Expresas, Así Sientes Y Así Vives.
    ¿Que Más Decir Podría?
    Embellece Tu Entorno Cada Día,
    Y De Saciar Tus Ansias, No Te Prives...
    Te Queda Mucho Tiempo Que Vivir
    Y Te Deseo Que Puedas Convertir,
    Todo Lo Que Oscurecer Tu LUZ Podría.
    Sigue Sacando Ese Fuego Interior,
    Y Crea Un Nuevo Mundo En Tu Redor.

    Y Como Ya Este Comentario Te He "Poetizau"
    Y Jocundo Y Alegre Me He "Quedau"
    Aplauso, Abrazo, Un Brindis Y ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias por tu comentario y tu poesia.
      Adios y ¡¡RIAU RIAU!!

      Elimina
  4. yo no quiero poesía, ni quiero sexo, ni quiero alma, ni quiero amor. Quiero alas, viento, rubí, desamparado ángel negro en las entrañas para ver el crudo invierno con ojos de gato esquivo.
    yo no quiero ser más el ambiguo espécimen antiguo y rinoceronte
    sin cuerno que cornea el aire a ver que pasa,
    yo quiero ver tu cara, lenta y fría como el ártico,
    quiero ser tu abrigo, suave, marrón y verde, como la tierra,
    yo no soy más nada que una célula de viento,
    un resultado postrero a las ganas que tiene un féretro de asirse a un muerto,
    aún así te busco, te requiero, te imploro: vida.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias por visitar mi blog. Espero que te haya gustado.

      Elimina