diumenge, 19 de febrer de 2012

DE MADRE A ENEMIGA


MADRE

Todo lo que hay de triste sobre el mundo madre es tu espiritu.
Resumiste mi vida en segundos.
¿ No es algo triste,
además de ofensivo ?.

A tu intenso mirar
toda transparencia viste.
¿ Como explicar por qué dejaste
que tu otra hija me maltratara ?.
Mas te falto poco para realzar
lo malo que ves en mi ,
y no ver en lo mas profundo
la maldad que en ti existe.

Y hay tal valor en tu actitud
que pensabas que seguiría sumisa.
Tal ilusión en tu palabra lenta,
y  tanta austeridad en tu sonrisa.

Para que la gente no se diera cuenta
y exclamara ante tu maldad,creaste una falsa bondab.

Para hacer creer que la culpa 

de todo era mía y no tuya, y así quedar como victima 
y no como verduga.

A pesar de ti y de todo, sigo adelante.




La Mama Mas Mala Del Mundo



Siempre estuve segura de que me había tocado la mamá más mala del mundo. Desde que era muy pequeña, me obligaba a desayunar o a tomar algo por la mañana. Antes de ir a la escuela, por lo menos debía tomar leche, Cuando los demás niños tomaban refrescos gaseosos y dulces para el almuerzo, yo tenía que conformarme con comer siempre comidas nutritivas. mientras que otras madres ni se ocupaban de eso. Mi madre insistía en saber todo lo que hacíamos y donde estábamos, parecía que estábamos encarcelados; tenía que saber quiénes eran nuestros amigos. Insistía en que, si decíamos que íbamos a tardar una hora, de hecho tardáramos una hora y no dos.

Me hacía un sandwich o me daba una fruta, cuando los demás niños podían comprar papitas y comer otras cosas ricas. ¡Cómo me molestaba eso! Y también sus palabras: "Come, ¡anda!, ¡no dejes sin terminar!, ¡acaba! , ¡hazlo bien!, ¡vuelve a hacerlo!", y así siempre... Me da vergüenza admitirlo, pero hasta rompió la "Ley contra el trabajo de los niños menores", Violó las reglas al poner a trabajar a menores de edad, y me obligaba a hacer mi cama, a ayudar en la preparación de la comida y hacer algunos mandados. El más horrible era ir por las tortillas con ese calor y las largas filas, aprendiéramos nuestras tareas de la escuela y ¡Cuánto trabajo! ; hasta creo que se quedaba despierta por la noche pensando en las cosas que podría obligarnos a hacer, tan sólo por molestarnos: Que lávate los dientes, cepíllate el cabello, respeta a los mayores, obedece... Siempre insistía en que dijéramos la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Así, entre tanta crueldad, transcurrió mi infancia. Para cuando llegamos a la adolescencia y fue más sabia, nuestras vidas se hicieron aún más miserables. Nadie podía tocar el claxon para que saliéramos corriendo, nos avergonzaba hasta el extremo de obligar a nuestros amigos a llegar hasta la puerta de la casa para preguntar por nosotros. Fui creciendo y mi mamá se metía en todo: "¿quiénes son tus amigas?, ¿quiénes son sus mamás?, ¿dónde viven?". Lo peor fue cuando empecé a tener amigos. Mientras las otras amigas los podían ver a escondidas, yo los tenía que pasar a la sala y presentarlos. ¡Era el colmo! Y el interrogatorio de costumbre: "¿Cómo te llamas?, ¿dónde vives?, ¿qué estudias?,¿trabajas?". Los quehaceres fueron en aumento... que barre, que arregla el closet, todo eso era enfadosísimo. Pasaron los años y resulta que todos sus hijos somos felices. Hemos sabido superar las dificultades de la vida y desarrollar magníficas relaciones tanto en la familia como en la iglesia y en nuestros trabajos. ¿A quién debemos culpar de nuestra situación actual? Tienen razón, a nuestra "Mala Madre". Hemos descubierto que nuestra "mala madre" es en realidad la mejor del mundo. Verán TODO lo que nos hemos perdido: Nunca hemos podido participar en una manifestación con actos violentos y miles de cosas más que hicieron nuestros amigos. Nada que valga la pena. Me casé e inicié una nueva familia. Ahora soy madre también, Estamos tratando de educar a nuestros hijos como lo hizo nuestra madre. Estoy llena de orgullo cuando mis pequeñitos me dicen que soy "mala". Sonrío recordando mis propios arrebatos de cólera y le doy gracias a Dios por haberme dado a la "Mamá más mala del mundo". Y en este dia y con gran satisfacción le he dado gracias Jehova por mi mamá. Gracias al cuidado que tuvo con mis alimentos crecí sana y fuerte, y cuando llegué a enfermarme me cuidó con mucho cariño. Gracias a la atención que puso en mis tareas Logré terminar mi carrera. Gracias a que me enseñó a hacer labores en la casa ahora tengo mi hogar limpio y ordenado y sé administrar mi hogar. Gracias al cuidado que puso para que yo escogiera a mis amigas aún conservo algunas, que son un verdadero tesoro... Gracias a que conoció a mis amigos, pude darme cuenta quién era el mejor y ahora es mi esposo. "Gracias, Jehová", le dije desde el fondo de mi corazón, "por darme a mi mamá, a mi mamá querida, a quien solo le vi defectos y no cualidades, a esa mamá, que me ha amado tanto y me formó tan bien. Sólo te pido, Jehová, que ahora que tengo mis hijos, me consideren LA MAMA MAS MALA DEL MUNDO

4 comentaris:



  1. Si esto es cierto, oh es solo ficción

    si es verdad siento que lo hayas vivido.

    Venezuela

    ResponElimina
  2. Pues si me ah gustado mucho atrapa como cuento y ala vez parexe canxion es u estilo q respeto y llena de alegria muchas graxias por compartirmelo.y pues te deseo lo mejor en tu mundo de letras bendiciones mucha suerte y bienestar

    ResponElimina